Skip to main content

El desarrollo emocional, físico, y cognitivo son inseparables e interdependientes.

 Desde los más pequeños en la escuela trabajamos la importancia de las emociones de diferentes maneras.

Las habilidades emocionales se pueden y se deben desarrollar, ya que desempeñan un lugar muy importante en nuestras vidas. Debemos reconocerlas y saber gestionarlas.